Cuba es un paraíso

      No hay comentarios en Cuba es un paraíso

Cuba, nación enclavada en el corazón del Mar Caribe y el Océano Atlántico, es un emporio paradisiaco para los amantes del sol y el mar; este país tiene una excelente franja costera cercana a los 600 kilómetros, por el sur y por el norte un paisaje fabuloso de coral con barreras formadas naturalmente en la mayoría de los casos.

Algunas recomendaciones playeras de Cuba

Sin lugar a dudas, uno de los más importantes referentes en cuanto a playa cubanas se trata es Varadero, esta playa se pelea el primer lugar con otras playas ubicadas en el Mar Caribe, sin embargo su hermoso color blanco de sus arenas y la claridad y tranquilidad de sus aguas le dan el número uno en ese ranking mundial.

En este sector te puedes dejar seducir por cualquiera de sus playas, todas son maravillosas, además se cuenta con una extensa red de hoteles los cuales cuentan con excelentes opciones para disfrutar de Varadero sin ningún tipo de problema, pues tiene como especial atracción la exclusividad de las playas que están en sus predios.

Pero si quieres sentirte en el Paraíso, entonces puedes acercarte a Playa Coral, un lugar muy cercano a la población de Matanzas, donde podrás ingresar a nado a través de su barra coralina sin ningún inconveniente y una vez allí disfrutar mediante el buceo supervisado de la maravillosa fauna marina del lugar.

Por el lado del Océano Atlántico Cuba te ofrece Cayo Guillermo, el cual forma parte de una serie de estas formaciones geográficas que tienen por nombre Archipiélago  Sabana-Camagüey un sitio con abundante vegetación propia del trópico, de arenas blancas y arrecifes de coral que presentan un hábitat adecuado para de gran belleza, entre otras especies marinas.

De las playas que se encuentra en este hermoso lugar podemos decirte que Playa Pilar es quizá la de mayor fuerza de atracción ejerce para ser visitada, es prácticamente virgen, pues de manera natural está protegida por una duna de arena, lo cual al mismo tiempo hace que sus aguas sean tranquilas y transparentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *