Turismo

La ciudad prohibida

La ciudad prohibida también llamada el palacio imperial, es un intrincado palaciego situado en Pekín, el cual era el centro de poder de las dinastías Ming y Qing, siendo la residencia de los emperadores de China y su corte durante un largo lapso de tiempo, desde 1420 hasta 1912.

Por otro lado, es importante resaltar que dicho complejo fue bautizado como la ciudad prohibida debido a que las personas comunes no podían entrar ni salir sin permisos especiales del emperador, además, sólo los cortesanos podían obtener audiencia por parte del emperador.

El conjunto es un ejemplo de la arquitectura palacial tradicional de China, influenciando así al desarrollo cultural y arquitectónico de Asia Oriental y otras partes del mundo, siendo así declarada patrimonio de la humanidad en el año 1987. Cabe destacar que es considerado por la UNESCO como el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera en el mundo.

Dicho palacio imperial tiene una gran demanda turística, gracias a su gran arquitectura y sus relevantes objetos culturales y artísticos, atrayendo así cada año a 7 millones de turistas de todas partes del mundo, llegando a ser uno de los lugares turísticos más recomendados para tu viaje.

Dimensiones de la ciudad prohibida

La ciudad prohibida se construyó entre 1406 y 1420. Cabe destacar que en ella vivieron 24 emperadores hasta el año 1911, año en que fue derrocado el régimen de la última dinastía feudal de China.

El complejo está compuesto por 980 edificios y abarca una superficie de 72 hectáreas, ocupando así un tercio del eje central de ocho kilómetros de largo el cual dividía la antigua ciudad de Beijing.

Es importante resaltar que dicho palacio consta con más de 9.000 habitaciones, además de ser la ciudad imperial mejor conservada de las que existen actualmente en China.