Turismo

La gran barrera de coral

Declarada patrimonio de la humanidad y considerada el mayor arrecife de corales del mundo, se encuentra ubicada en el mar de Coral en Australia, y aunque es difícil delimitar con exactitud su extensión se estima que abarca más de 340.000 km2, a través de una franja que no es continua e incluso puede apreciarse desde el espacio.

Esta línea no es constante, y representa la conformación de miles de arrecifes e islas, por ello es erróneo considerarla como el ser vivo animal más extenso del mundo, ya que no se trata de uno en particular, sino de la acumulación milenaria de colares, quienes albergan una increíble biodiversidad, sumado a una simple vía de acceso que la hacen un destino único para los turistas. 

A su vez este espacio se encuentra resguardado por las normas del Parque Marino de la Gran Barrera de Coral, las cuales pautan ciertas restricciones asociadas con el anclaje y desembarque de barcos recreativos sobre los corales.

Por ello antes de agarrar las maletas es necesario saber cuáles son las recomendaciones, las puedes encontrar en la página web del parque.

Bucear en esta zona es una experiencia de ensueño y libre de comparación que en definitiva debes vivir, podrás apreciar miles de especies de peces y moluscos, y cientos de especies de tiburones, corales y plantas, sumado a miles de aves que encontrarás al visitar este espacio, destacando que muchas de estas especies se encuentran en peligro de extinción. 

Sin embargo, es importante mencionar que esta maravilla natural se ha visto especialmente afectada durante los últimos años, por las consecuencias del calentamiento global, en parte ya que los colares son especies extremadamente susceptibles a los cambios en la temperatura del agua, aunado a los negativos efectos de la pesca indiscriminada y la contaminación acuática.